Artículo sobre Diabetes tipo 2 vs. la Miel

¿Pueden las personas con Diabetes tipo 2 consumir miel?

Miel Genética Médica

Es común que a las personas con diabetes tipo 2 (DT2) se les restrinja el consumo de dulces y otros alimentos que contengan azucares ya que esto podría ocasionar un incremento en los niveles de glucosa en sangre.

La pregunta es: ¿Podría la miel ser una alternativa saludable al azúcar blanco normalmente utilizado en repostería?

Los niveles de glucosa (azucares) son las cantidades de azúcar en sangre. Tengamos en cuenta que la glucosa es la principal fuente de energía de nuestro organismo.

Toda vez que hacemos actividad física nuestros músculos requieren glucosa, nuestro cerebro es el principal demandante de azucares, a tal punto, que la gran fábrica química de nuestro cuerpo para absorber la glucosa requiere de insulina, sin embargo, nuestro cerebro tiene tal prioridad que la absorbe directamente.

El azúcar se descompone por la insulina, una hormona producida en el páncreas. Los cuerpos de las personas con diabetes no producen suficiente insulina o no la utilizan correctamente.

Es ese exceso de glucosa que no ingresa a las células el cual origina el desequilibrio en el organismo y afecta todos nuestros sistemas.

¿Qué son los carbohidratos?

Los carbohidratos, que se descomponen en azúcar, proporcionan al cuerpo la mayor parte de su energía necesaria. Los carbohidratos representan la mitad de la ingesta calórica diaria recomendada.

Los carbohidratos están presentes en la mayoría de los alimentos, en mayor o menor grado, incluyendo:

  • Leche
  • Granos
  • Cereales
  • Miel
  • Azúcar blanca
  • Azúcar morena
  • Caramelo
  • Postres
  • Frutas
  • Vegetales

La cantidad y el tipo de carbohidratos consumidos afectan los niveles de azúcar en sangre. Para mantener la glucosa en un nivel seguro, las personas con diabetes deben limitar su ingesta total de carbohidratos entre 45 gramos (g) y 60 g por comida o menos. Como tal, es importante elegir los carbohidratos saludables, no procesados, de alta contenido en fibras, así como respetar el tamaño de las porciones.

La miel, al igual que otros azúcares, es una fuente condensada de carbohidratos. Una cucharada de miel contiene al menos 17 g de carbohidratos.

Mientras que esta cantidad puede parecer pequeña, se suma muy rápidamente dependiendo de cuántos carbohidratos una persona consume con sus alimentos. La miel está compuesta de azúcar, aunque también contiene vitaminas, minerales y antioxidantes los cuales también son necesarios para una salud equilibrada.

La miel procesada industrialmente significa que ha sido calentada y filtrada y ese proceso ya no es natural. Por el contrario, la miel natural contiene todas sus propiedades originales y puede ser utilizada como una alternativa válida a los edulcorantes.

Esto no significa que las personas diabéticas puedan suplantar la medicación y la dieta que su médico recomiende.

¿Qué es la miel?

La miel natural comienza como néctar de la flor. Después de ser recogido por las abejas, el néctar se descompone naturalmente en azúcares simples y se almacena en panales. Los panales desencadenan la evaporación del néctar, lo que crea un líquido espeso y dulce conocido como miel.

La miel natural, contrariamente a la procesada, no ha sido drenada de su valor nutricional y beneficios para la salud.

Cambiar a la miel cruda puede ayudar a mantener bajos los niveles de azúcar, siempre y cuando la gente la consuma junto con los medicamentos para la diabetes y cumpla con las opciones de una dieta saludable.

Un pequeño estudio realizado en Dubai, Emiratos Árabes Unidos (EAU), analizó cómo la miel y el azúcar afectan la glucosa en la sangre.

Los sujetos del estudio fueron divididos en dos grupos, a unos se les suministró alimentos endulzados con miel, mientras que al grupo de control se les administró idéntico alimento, pero con azúcar.

En el estudio, los participantes experimentaron un aumento inicial en los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, los niveles cayeron en 2 horas. En general, los niveles de azúcar en la sangre fueron mucho más bajos y se mantuvieron menores en el grupo de miel, en comparación con el grupo de azúcar blanco.

Debido a que los niveles de azúcar en la sangre eran mejores en los grupos que tomaban la miel, los investigadores sugirieron que la miel aumentaba los niveles de insulina. Dado que la insulina ayuda a mover la glucosa de la sangre, es posible que el aumento de la insulina de la miel ayudó a reducir los niveles de azúcar.

Otro estudio, publicado en el Journal of Diabetes and Metabolic Disorders, informó que la combinación de medicamentos para la diabetes con miel es beneficiosa.

Estos resultados apoyan el uso de miel para complementar el tratamiento de la diabetes debido a su:

  • Potentes antioxidantes
  • Capacidad para bajar los niveles de azúcar en la sangre
  • Capacidad de aumentar la insulina

En conclusión…

Para las personas con diabetes, el uso de miel en cantidades muy pequeñas no debe causar que la glucemia aumente drásticamente. Por lo tanto, las personas con diabetes pueden consumir miel en lugar de azúcar con moderación, como parte de una dieta saludable.

Sin embargo, no debemos perder de vista los siguientes consejos:

  • Consulte regularmente a su médico y siga sus consejos y medicación.
  • Consuma alimentos naturales, evite todo lo posible comidas industrializadas.
  • Agregue antioxidantes a su dieta o incorpore suplementación antioxidante de alta calidad.

Conozca más sobre nuestros estudios genéticos no invasivos para saber sobre sus intolerancias alimenticias, alergias, posibles enfermedades y más.

Collage test genéticos GPA

Fuente: www.medicalpress.es

 

× ¡Hola! ¿Cómo puedo ayudarte?