¿Por qué me siento mal?

Pesadez Estomacal - Genética Médica Genética Profesional Aplicada GPA

Pesadez estomacal, acidez, diarreas, estreñimiento, distinción abdominal ¿Le suena conocido esto?

Bueno, hay más, mucho más.

Estos síntomas y otros como eczemas, acné, ojos llorosos son síntomas inespecíficos que a veces pueden generar a los médicos mucha dificultad para definir un diagnóstico. Algunos de estos, pueden ser atribuidos a enfermedades bastante serias, como, por ejemplo, Síndrome de Intestino Irritable o Enfermedad de Crohn entre otras.

Enfermedad Crohn - Genética Médica Genética Profesional Aplicada GPA

Sin embargo, las cosas no tienen por qué ser tan complicadas.

Las dolencias que nos aquejan pueden tener una explicación mas simple y solucionable, evitando estudios invasivos, costosos y que en ciertos casos pueden dejar un margen de dudas al médico tratante.

Las razones de nuestras molestias pueden radicar en algunos de los alimentos que ingerimos.

Comida que ingerimos - Genética Médica Genética Profesional Aplicada GPA

Lo que ocurre es que nuestro organismo, debido a múltiples causas, puede tener una reacción inmunológica frente a las proteínas de ciertos alimentos y reaccionar contra ellos como si se tratase de una agresión, casi comparable a la invasión de un agente extraño.

Esto se denomina Intolerancias Alimentarias.

Estas intolerancias tienen la capacidad de hacer que nuestro cuerpo reaccione tratando de eliminarlas y activando el sistema de defensa contra la agresión. Tal vez nos resulten alimentos normales y que nos gustan, sin embargo, esta reacción que se produce a nivel químico no la notamos hasta varias horas o días después de haber ingerido el o los alimentos causantes.

Buenos y malos hábitos - Genética Médica Genética Profesional Aplicada GPA

Muchas veces, estas intolerancias confabulan contra nuestros intentos de reducir nuestro peso corporal impidiendo que las dietas que estamos cumpliendo, logren el objetivo deseado.

Nuestro estudio IgG Test, analiza 132 alimentos y determina en base a los niveles de reacción que se producen en nuestra sangre cuales son los productos que son causa de nuestro malestar.

También el resultado del estudio nos indica durante cuánto tiempo debemos dejar de consumir aquellos alimentos a los cuales somos reactivos, para luego, reintroducirlos nuevamente en nuestra dieta, en forma paulatina. Como ven, hoy en día es posible determinar a partir de unas pocas gotas de sangre sobre un papel filtro cuales son los productos que debemos evitar y de este modo comenzar a resolver las incomodas manifestaciones de nuestra salud que nos aquejan.